La motivación personal es difícil de conseguir.

Pero eso no significa que sea imposible. Todo lo contrario, es un maravilloso reto que debes traspasar con una fuerte decisión.

Motivarnos va muy en contra de la naturaleza humana, estamos diseñados para no sufrir, obtener placeres y recibir recompensas de forma inmediata.

Míralo de esta forma, nuestros ancestros Vivian de la caza y recolecta, si se encontraban con una fruta en su camino eso significaba saciar su hambre de forma rápida.

Si la guardaban para más tarde podría ser que se pudra o estropee en el camino, se perdiera o que alguien se las pueda robar si surgía una discusión o enfrentamiento. Lo más importante era comerla en el momento para así obtener energías. (y todo lo demás con tal de sentirse mejor)

Esto sucedió durante muchos años y fue así que nos acostumbramos a tener retribuciones inmediatas.

Imagina encontrar un río luego de días o semanas enteras caminando por lugares secos. ¿Qué sentirías al verlo? Te tirarías un clavado sin pensarlo ¿verdad?

Esto quedo grabado en nosotros y es por eso que, al día de hoy, se nos hace difícil postergar las recompensas para después del trabajo duro.

Esta es la causa principal de la pereza en las personas.

Deseamos vivir una vida de los más fácil posible, o buscar hacer el mínimo esfuerzo posible.

Motivarnos implica conocernos a fondo desde nuestra naturaleza humana y aún así superar las dificultades que se supone tener gran fuerza de voluntad para hacer lo que debemos hacer.

Es por eso que quiero mencionar 5 pasos simples que puedes llevar a cabo desde hoy para motivarte a ti mismo y cumplir con eso que deseas, acercándote cada vez más a la vida que realmente mereces y al éxito que deseas.

Vamos…

  1. Ten Uno O Más Motivos Fuertes

Probablemente suene obvio, pero la motivación viene de motivos.

 

Algunos Networkers quieren motivarse sin tener verdaderos motivos.

 

Por ejemplo, ellos quieren motivarse para ir a trabajar en algo que odian.

 

¿Qué motivos podrían tener? “Ganar dinero” podrían decir algunos.

Si, pero eso también lo podrían lograr desarrollando su Negocio Multinivel… algo que sí les guste.

El motivo que sea, debe ser realmente fuerte y significativo.

El motivo debe moverte el piso o como muchos dicen ese verdadero motivo debe ser tu “porque” y que este te haga llorar inclusive si no lo lograrás.

  1. Tener Una Meta

Al igual que un buen motivo para actuar ahora, es importante tener una meta grande, algo que verdaderamente te inspire, que justamente te motive a actuar y si esta meta es retadora mucho mejor.

Por ejemplo, ¿Cuál puede ser tu motivo para limpiar tu cuarto?

Para muchos ninguna, porque no hay una meta grandiosa en hacerlo, así como no habría motivos fuertes, no habría un objetivo poderoso.

Sin esto se vuelve muy difícil y es mucho mejor hacerlo un hábito repetitivo o simplemente dejar que otro lo haga.

¿Entonces cual sería tu meta?

Aplícalo de esta forma y para estar super motivado, para eso plantéate tener metas a corto plazo, a mediano y a largo plazo.

  1. Crea Un Plan De Desarrollo Personal

Un plan que te ayude a lograr tu metas, como vimos en el paso 2 y que te ayuden a mejorar otras áreas de tu vida.

No existe persona que haya hecho un plan para estar gordo o ser pobre.

Estos ejemplos son solo cosas que dejamos pasar y no necesitan de un plan.

  1. Ve paso a paso

Si por ejemplo tu deseo es escribir un post, comienza por buscar ideas.

Investiga en otros blogs de tu mismo nicho, te vas al famoso Google, investiga con tu lista cuales temas les gustaría leer.

Luego pasas al título, subtítulos, etc., y luego te pones a escribir sobre la temática que hayas elegido.

Si crees que lo que quieres escribir será muy extenso divide los tiempos. Escribe dos o tres párrafos en la mañana y dos o tres en la tarde.

Este es sólo un ejemplo, aplícalo en lo que sea que necesites y considera hacerlo paso a paso.

  1. Jamás Te Compares Con Otros

Esto podría crear en ti solamente frustración personal la cual será muy difícil salir de ese pozo.

Piénsalo de esta forma, así como hay personas a las cual tu superas, están las que te superan a ti en algunos logros o tienen ciertas habilidades que tu aun no.

En muchas ocasiones se me cruzo jamás lanzar mi blog, pasaron varios años en lo cual cambiaba el inicio de mi página porque veía en mi “competencia” que ellos eran mucho mejores.

Tenían mejores posts, tenían una mejor portada, tenían reportes y yo apenas escribía algo.

Hoy en día pude superar esas barreras y casi semanalmente escribo y le encuentro un motivo diario por hacerlo y además me gusta.

Debes plantearte esto mismo. Trabaja diariamente en tu desarrollo personal, en habilidades que te hagan alcanzar grandes logros.

A la única persona que debes superar es a ti mismo para volverte más fuerte.

 

Pregúntate esto ¿Eres libre?

¿Nunca te has cuestionado sobre tu libertad?

 

¿Te has preguntado alguna vez si eres realmente Libre?

 

¿Sabes, en todo caso, que significa para ti ser libre, en estos tiempos?

Hoy quisiera hablar de un tema que me parece sumamente importante a la hora de querernos realizar personalmente, profesionalmente, o emocionalmente.

Ser libre, es algo mucho más importante de lo que pensamos, sin embargo, se nos ha manipulado el concepto a través de los medios, la historia y los paradigmas de la sociedad, con lo que hemos llegado a desconocer y a darle mínima importancia al tema.

En ocasiones, se habla de que la esclavitud quedó en el pasado, de que se abolió por completo y que ahora todos somos “libres”.

Sin embargo, continuamos atados a diferentes cosas sin importar nuestros tiempos, y es que desligarnos por completo nunca es fácil, así como no lo era para los esclavos de hace mucho tiempo. Dependemos de alguna manera u otra en eso que nos roba nuestra libertad, o que la cambia por dinero.

¿Qué Es La Libertad?

Según WikipediaLibertad es la capacidad del ser humano de obrar o no obrar a lo largo de su vida por lo que es responsable de sus actos.

Esto tiene múltiples implicaciones, y desde mi punto de vista, la definición es correcta.

PERO… ¿estás seguro de que puedes escoger obrar o no obrar a lo largo de tu vida pues eres responsable de tus actos?

Si tienes un trabajo, eres libre de renunciar… ¿lo harías?

Si no lo harías, entonces no eres del todo libre, pues no está en tus manos la decisión de qué es lo que quieres hacer con tu vida. Ahora bien, una cosa muy diferente es que No QUIERAS. Porque te encuentras muy satisfecho, o porque amas lo que haces.

Sin embargo, si no renuncias de tu trabajo por miedo a quedarte sin dinero, sin sostenimiento o sin algo que hacer, entonces estás preso dentro de lo que tu podrías pensar es una libertad, pero que no deja de ser un tipo de esclavitud.

Por otro lado, si tu quieres salir, conocer gente, viajar, pero tu pareja te lo impide, entramos en la misma situación, tu libertad se encuentra atada a los deseos de tu pareja, y con ello dejas de ser libre, por cuanto vamos ya con posiblemente, dos tipos de esclavitud.

¿Y qué tal si mencionamos el deseo por comprar cierto tipo de ropa? ¿De zapatos?… la moda, en ocasiones puede robarnos nuestra libertad de escogencia. Cuántas veces no habremos querido llevar cierto tipo de ropa, pero por no estar a la moda, o por no ser visualmente agradable no la hemos llevado puesta.

Y esto me lleva a la última, pero más importante conclusión, y es que la sociedad en sí, también nos roba algo de libertad.

Muchas veces nos pasamos la vida tratando de satisfacer a los demás, tratando de quedar bien ante la sociedad, muchas veces aparentamos, vamos a cierto sitio por pena, aceptamos invitaciones o quehaceres por simplemente quedar bien y tener una “buena imagen”.

Esto, mis queridos lectores, es a lo que yo le llamo, La Nueva Esclavitud.

Libertad Con Tu Tiempo

Pregúntate a ti mismo si realmente puedes hacer lo que quieras con tu tiempo.

Pregúntate, si eres libre de escoger las actividades que quieres hacer hoy, o mañana, o pregúntate tan sólo si es posible para ti escoger LIBREMENTE no hacer nada esta semana.

Si no puedes, es porque alguien más se encuentra el mando de tu tiempo.

Personalmente me encuentro aterradora la idea de entregarle a alguien más el control sobre mi vida, sobre mi tiempo, sobre mis decisiones.

Yo no sería capaz de dejar mis sueños de lado, por cumplir los de otro. Malgastando mi vida por completo.

Y podrías decir que no soy libre, pues estoy atado a escribir un artículo diario en este blog, actualizar la página de Facebook con contenidos interesantes, sin embargo, eso me lleva a que debes comprender la diferencia entre hacer lo que te toca hacer, y hacer lo que te gusta hacer.

En lo personal, me gusta La Fotografía, El Diseño Web, Escribir, Ayudar A Los Demás A Salir De Sus Problemas, y Conocer Nuevos Lugares.

Y es por eso que trato de decidir con la mayor libertad posible, dedicarle tiempo a mi hobby como fotógrafo aficionado, diseñar estrategias que permitan el crecimiento de mi empresa de diseño web, escribir en este blog todo tipo de artículos útiles para muchas personas, y siempre que puedo, conocer nuevos lugares, nuevas personas y estar ampliando mi contexto y zona de confort siempre que puedo.

Suena literalmente imposible, pero la verdad es que es mucho más fácil de lo que parece.

Por otro lado, si no puedes decidir que hacer con tu tiempo, alguien más tiene el timón de la nave de tu vida, y no dudaría en dejarla a la deriva en cualquier instante, pues no le importa.

A los demás no les importa lo que pase con tu vida, mucho menos a esos que tienen el control. Si tu empleador es el que define tu tiempo en la semana, a el no le importará despedirte si tiene que hacerlo, no le importará ni pensará que harás tu después, ni si es una buena o mala idea despedirte. Lo hará.

Con los despidos masivos debido a la crisis, la reducción de presupuestos, la poca reglamentación con respecto a las prestaciones sociales, los cambios en la forma de contratación y la [prácticamente] abolición de las jubilaciones… conseguir un empleo, parece una de las peores ideas de estos días.

Sin embargo muchos seguirán creyendo eso que desde pequeños nos han querido meter en la cabeza, que hay que crecer, estudiar, graduarnos y conseguir un buen trabajo.

Conseguir un trabajo o un empleo, es tan sólo una de las maneras de ganar dinero y de vivir bien.

Y no sólo lo digo por mi, yo apenas me encuentro en mis etapas iniciales de crear mi libertad financiera, pero puedo hablar por ejemplo en nombre de personas como Steve Pavlina, quien lleva más de 35 años sin un empleo, sólo tuvo un empleo en su vida y este duró 6 meses.

Entonces, como es obvio, Steve tuvo que ingeniarse una manera de subsistir todo este tiempo, y sostenerse a sí mismo y eventualmente a su familia, y si no consiguió un empleo, tuvieron que haber disponibles para el, muchísimas otras opciones a lo largo de su vida.

Por lo que con esto, te digo NO ES IMPOSIBLE. Y de hecho está muy lejos de serlo.

Vivir sin trabajar no es un sueño, no es algo que sólo los ilegales pueden hacer, con poco o nulo esfuerzo, es algo que se encuentra a disposición de todos, y que en algún momento de nuestras vidas podemos proponernos a hacerlo.

Como Steve, existen miles de casos y personas a través de la historia que han encontado la libertad financiera.

La libertad en últimas, consiste en que no dependeremos de nadie para nuestras decisiones de tiempo, de dinero y emocionales (entre otras).

Si crees que te encuentras limitado en alguno de estos ámbitos es hora de recapacitar y analizar de nuevo el rumbo de tu vida. Hay mucho que estás dejando de lado, muchas oportunidades desperdiciadas por estar a merced de otro, por enriquecer y ayudar a cumplir los sueños de otro pisoteando los tuyos, sin Asertividad.

Entonces… ¿ERES LIBRE?. No lo Creo.

Pero ahora que lo sabes, estás a tiempo de mejorar tu situación y tomar las riendas de tu vida con valentía… hasta que no sientas coraje y vigor para hacerlo, seguirás siendo el mismo esclavo de siempre, y para siempre.

Shares
Share This